g.gif







Goliat era el gigante contra el que tuvo que luchar David porque nadie se atrevía. Lo único que utilizó David fue su honda y cinco piedras. Con una de ellas le dio en la frente, lo que lo hizo caer y luego le cortó la cabeza. Así fue como vencieron a los filisteos.