n.gif




Noé era un hombre que obedecía a Dios y por eso cuando Dios le mandó construir un barco en un sitio en el que no había nada no le desobedeció sino todo lo contrario hizo lo que le mandó y se metieron en el barco, él, su familia, y todos los animales de dos en dos. Después llovió durante 40 días al final tuvieron que esperar otros muchos días para poder salir y Dios puso en el cielo el Arco Iris como promesa.